Orígenes

e inicios profesionales

Víctor Manuel nace el 7 de julio de 1947 en Mieres del Camino, Asturias, en el norte de España, hijo de Jesús, ferroviario, y Felicita, comerciante. Sus abuelos fueron Víctor y Ángel; a este último no llega a conocerle: murió fusilado en 1941, finalizada la Guerra Civil, cuando se hallaba preso en la cárcel de Oviedo, y en la fosa común de su cementerio civil se encuentran sus restos junto a los de otras 1.800 personas.

Cuenta que fue un pésimo estudiante y un gran soñador. Ya desde su infancia siente vocación musical que le lleva a imitar a Joselito y a aprender a tocar la armónica a los nueve años. Precisamente interpretando el tema La campanera de Joselito ofrece su primera actuación escolar. Tiempo después recibe como regalo de Reyes una guitarra y a los doce años escribe su primera canción, Tendré tu amor.

En 1963 se presenta al Primer Concurso Artístico de Otoño, celebrado en el Teatro Capitol de Mieres, como cantante e instrumentista, con su armónica. Lo hace con el nombre artístico de San José y en el primer apartado consigue llegar a la final, a la que no puede presentarse debido a un fuerte resfriado. Mientras continúa sus estudios pasa a ser el cantante de la orquesta Bossa Nova, trabajo por el que cobra 175 pesetas cada vez que actúa. Ese mismo año también es seleccionado para jugar en el equipo juvenil de fútbol del Caudal de Mieres, pero los acontecimientos le obligan a decantarse por la música, aunque ha seguido practicándolo hasta hace pocos años.

En 1964 se traslada a Madrid, donde estudia solfeo y piano con el maestro Nicolás y canto con el maestro Abanades. Participa en varios concursos y actúa por vez primera en Madrid en el Circo Price en un homenaje a Antonio Molina y Marifé de Triana. Durante año y medio canta cada domingo en el programa concurso La nueva ola musical en la emisora La Voz de Madrid, ganando una Estrella de Oro.

En 1965 consigue grabar con Belter sus primeros sencillos, que saldrían a la venta un año después. Lo hace amadrinado por la poetisa Fina de Calderón, quien escribió tres canciones para su primer EP, Y sin embargo, Primer disco y Por Caridad. Para ese mismo disco Víctor escribe Ninnete. Graba dos canciones más, Lejano, lejano y Un gran hombre, dedicada a Franco. Aún graba otras dos canciones, Tus cosas Mucho, tras concursar en el Festival de Benidorm de 1966. En estas primeras grabaciones presenta un estilo impersonal, irreconocible y no tiene ninguna repercusión ni mediática ni comercial.

Primeros

éxitos

En 1967, tras presentar sus composiciones en algunos festivales, llega por fin algún éxito modesto. En el Festival del Miño (Orense), su tema Lazos azules y rosas, que cantan Paco Ruano y Los Unísonos, gana el primer premio. Lo mismo ocurre en el Festival del Eo (Vegadeo) con Nada es igual, cantada por Cholo Juvacho. También participa en el Festival del Atlántico (Puerto de la Cruz- Tenerife), interpretando él mismo Un sombrero de paja, unas gafas de solEl Festival del Miño y el de Vegadeo estaban bien dotados económicamente y le proporcionan un importante colchón para afrontar el invierno.

A finales de 1967 y parte del 68 se aísla para dedicarse a la composición. Encuentra otra manera de escribir canciones tras escuchar a grandes maestros como Aznavour, Becaud o Alain Barriére y escribe temas más personales como El cobardeEl mendigoEl tren de madera o La romería. Convoca a los medios de comunicación, aunque solo acuden ocho personas, en un estudio que alquila en La Voz de Madrid. Allí le escucha Juan Canal, de la editorial Canciones del Mundo, quien habla con Augusto Algueró padre, que a su vez le consigue un contrato con la discográfica Philips donde graba por vez primera El cobarde y El tren de madera.

Se presenta con estas canciones de nuevo en el Festival del Atlántico, donde gustan mucho al público pero no a las autoridades de Canarias, que consideran El cobarde un tema antimilitar. En la primera votación la canción resulta ganadora pero, ante las presiones de las fuerzas vivas, se repite la votación y gana otro tema. Así se empieza a conocer el nombre de Víctor Manuel, aunque más por el revuelo armado que por sus canciones en sí. Este mismo año, mayo del 68, comienza el servicio militar en Valladolid en el arma de aviación.

Durante el servicio militar, en días libres, graba en Barcelona con Belter nuevas canciones en un estudio improvisado en el Casino de la Alianza de Poble Nou y antes de finalizar la milicia, en octubre del 69, ya sonaban en todas las emisoras La romería y El mendigo.

Aparece por vez primera en TVE cantando La romería en el programa Teleritmo, que dirigía Jose María Quero, en un permiso durante el servicio militar, con el pelo muy corto. Salir en televisión en esa época significaba que te veía todo el país y comienza a ser popular.

Luego siguen Paxarinos y El abuelo Vitor para acabar el año en lo más alto con El portalín de piedra, con el que ganó el Festival de Villancicos Nuevos de Pamplona, celebrado en el Teatro Gayarre.

Esas últimas grabaciones están impregnadas de temática asturiana y algunas de ellas se han convertido en clásicos, como El abuelo Vitor, que falleció meses después de haber publicado la canción.

Reuniendo aquellas canciones más otras grabadas posteriormente se edita su primer LP, que llega al número uno de ventas y popularidad.

Una espina le quedó clavada de todas aquellas grabaciones: En la planta 14 fue prohibida por la censura y se quedó descolgada hasta muchos años después.

TVE y RNE organizaban por Navidad una embajada de artistas para ir a cantar a los emigrantes que trabajaban en Europa. Cuando Víctor canta La planta 14 a los mineros en Lieja, las autoridades que les acompañan tuercen el morro.

Meses después, su compañía, Belter, le ofrece ir al Festival de Eurovisión de 1970 si renueva su contrato con ellos, pero Víctor rechaza esa posibilidad y se cambia de discográfica.

En 1971, tras abandonar Belter, graba su primer disco con Philips, Quiero abrazarte tanto, con temas como el que da nombre al álbum, Carmina o Madre Coraje.

Quiero abrazarte tanto es su primer gran éxito en Latinoamérica y con él visita Argentina, Chile, Venezuela, México… Canta en televisión y hace presentaciones en concierto.

En 1972 edita su tercer álbum, Dame la mano. Si en trabajos anteriores ya había tenido problemas con la censura y se fueron quedando en el cajón La planta 14, Asturias, Nuevas oraciones nº 1 o Carta de un minero a Manuel Llaneza, en este se agravan. Tiene que reescribir muchas de las canciones, ya que en algunos títulos, como Por eso estoy aquí, deja patente su ideología de izquierdas.

Ese mismo año hace una gira por el norte de España que hoy puede resultar muy curiosa, ya que comparte escenario con Julio Iglesias y, aunque leyendas urbanas atribuyen a Julio el papel de telonero, Víctor lo ha desmentido reiteradamente; cada día comenzaba uno y cerraba el otro. En La Coruña le presentan a la actriz Ana Belén, que está representando la obra de teatro Sabor a miel, con la que inicia una relación sentimental que es dada a conocer por la prensa después del verano. A finales de año protagonizan juntos la película Morbo, dirigida por Gonzalo Suárez y rodada en San Feliú de Guíxols (Girona).

Censura

y exilio

En 1972 Víctor Manuel escribe Ravos, una comedia musical pensada para ser interpretada por él mismo en compañía de Ana Belén. La obra no recibe la aprobación de la censura, que además le sigue obligando a reescribir muchas de sus canciones y le impone multas por interpretar algunas de ellas en directo.

Rueda su segunda película, el musical Al diablo, con amor, también dirigida por Gonzalo Suárez y también con Ana Belén, a la que dedica su Canción para Pilar. De la película, coproducida por Víctor, se edita la banda sonora en disco. El 13 de junio Víctor y Ana se casan en Gibraltar por lo civil.

Posteriormente viaja a Brasil, donde, representando a España, actúa junto a Nino Bravo el 16 de septiembre en el Festival Internacional de Río de Janeiro. Víctor interpreta el tema Qué pena.

En noviembre estrena por fin Ravos, dirigida por Miguel Narros en el teatro Manolo Fábregas de Ciudad de México, aunque la obra sólo permanece veinte días en cartel. El Ministerio de Información y Turismo a través de su Dirección General de Cultura, orquesta una campaña en su contra acusándoles a él y a Ana Belén de ultrajar la bandera española. Son atacados duramente por los medios de comunicación franquistas, por lo que pasan seis meses exiliados. Durante su estancia en México, edita un disco con temas como No quiero ser militar o Carta de un minero a Manuel Llaneza. También en ese periodo se estrena en España Al diablo, con amor, que tiene que ser retirada de cartel cuando una banda de ultraderecha asalta el cine Montera de Madrid, donde se exhibe.

Ya en 1973 la pareja consigue aclarar con las autoridades españolas los problemas surgidos con Ravos y en marzo regresan a España, donde al llegar son interrogados en la Dirección General de Seguridad. Ante la imposibilidad de grabar composiciones propias, Víctor decide hacer un disco con versiones de canciones populares asturianas, difícilmente censurables. Las adapta a su estilo y crea el disco Verde, producido por Juan Carlos Calderón. Trabaja también en el primer disco de Ana, Tierra.

Al año siguiente, 1974, saca el disco Todos tenemos un precio, con canciones como Qué pena y La alemana. El 18 de agosto, Ana y Víctor ofrecen su primer recital conjunto, en el Pabellón de Deportes de Gijón.

El 30 de enero de 1975, tras años de veto, vuelve a aparecer en las pantallas de TVE gracias a José María Iñigo, que le invita a su programa Hoy, 14:15.

Héctor Vázquez-Azpiri publica para la editorial Júcar, y dentro de su serie Los Juglares, la biografía de Víctor. Saca un álbum de urgencia, Cómicos, canción compuesta enmedio de la huelga que los actores españoles protagonizan ese año.

El 20 de diciembre participa en el IX Festival de Villancicos Nuevos de Pamplona, junto a Amancio Prada, Lourdes Iriondo, Luis Eduardo Aute, Rosa León y Luis Pastor entre otros. Canta tres canciones no permitidas, en una, ¿Que será que todos piden?, alza su voz pidiendo amnistía para los presos políticos y por ello pasa la noche en la comisaría.

En 1976 publica dos discos. El primero es un directo grabado en el Teatro Monumental de Madrid, donde registra por vez primera Planta 14 o Asturias. El segundo, de marcado contenido político y titulado Canto para todos, ofrece una cara con temas como CamaradasAl compañero Orlando Martínez o Socialismo en libertad y la otra cara con temas cantados en bable, como Danza del cuélebreXiringüelu o Yeren dos güajes. Ese mismo año, tras haber recibido varios anónimos, y durante una estancia de la pareja en Cuba, un grupo de extrema derecha hacen estallar una bomba en su casa de Torrelodones. El 13 de noviembre nace su hijo David.

En 1977 participa en muchos actos del Partido Comunista de España, del que es coordinador musical. Viaja a la República Democrática Alemana para participar en el Festival de los Pueblos junto a Inti Illimani, Il Canzionero d´il Lazio, Carlos Paredes y en Berlín Este graba Spanien, disco que nunca saldría en España, con temas como Nadie nos niegue el derecho, en el que pide la legalización del PCE, En 1978 graba el disco 10, un trabajo muy politizado con textos suyos y de poetas como Blas de Otero o Celaya. También este año produce el primer disco del grupo asturiano Nuberu, y canta con ellos Aida Lafuente, canción mítica en la historia de Asturias, y Xuanín, l´home de la unidá, con música de Nuberu y letra de Manuel Asur, dedicada a Juan Muñoz Zapico, líder sindical de Comisiones Obreras muerto en accidente de automóvil el año anterior.

Éxito

masivo

En la carrera de Víctor Manuel, 1979 es un año clave. Vuelve al primer plano musical y consigue un gran éxito de ventas con el disco Soy un corazón tendido al sol, donde, sin dejar los temas políticos, demuestra ser un autor capaz de avanzar, de cantar a su tierra, al amor, a temas del mundo. Esto se produce tras su fichaje por la discográfica CBS que, tras adoptar una política de sacar jóvenes talentos y rescatar grandes cantantes, se entusiasma con las canciones que propone Víctor. Tal es el caso del tema Sólo pienso en ti, para muchos su obra maestra, basada en la relación entre dos jóvenes discapacitados mentales, que sube a lo más alto de la listas de éxitos. Con este disco y sobre todo con esta canción, tras unos elepés muy politizados que no tuvieron un gran éxito, el asturiano renació a los 32 años y recibió varios premios revelación, algo que no deja de ser curioso puesto que ya había conseguido varios números 1 durante toda la década anterior. El disco fue grabado en Milán (Italia), con la producción de Danilo Vaona.

En 1980 regresa a la ciudad italiana para grabar, también con la producción de Vaona, un nuevo disco, Luna, y da conciertos por toda España. Este nuevo disco incluye una canción pionera sobre homosexuales, Quién puso más, que se hace con el número uno. También escribe, en homenaje a Blas de Otero, Pido la paz y la palabra. Ese mismo año participa junto con Ana, Miguel Bosé, Eva y Mocedades en un disco infantil titulado Cosas de niños en el que interpreta los temas El columpioEl sembrador (con Ana) y Negrito Sandía (con Eva).

Un año después edita Ay amor, de nuevo grabado en Milán y con el tema que da título al álbum, que se convierte en otro de sus clásicos.

En 1982 viaja a Londres para grabar el elepé Por el camino y cambia de productor para renovar su sonido, trabajando con Geoff Westley. Abandona el PCE dando un portazo y publicando conjuntamente con Ana, un artículo en El País titulado Nos vamos porque seguimos en el mismo sitio. En 1983, durante las fiestas de San Isidro de Madrid, graban el disco en directo Víctor y Ana en vivo, en el Palacio de los Deportes. Ese año realiza varios conciertos en compañía de Rosa León. El 16 de septiembre de 1983 nace su hija Marina. Al año siguiente, tras viajar a Chile, Argentina y Brasil, graba en Londres, de nuevo con Westley, el disco El lanzador de cuchillos.

En 1985 publica En directo, grabado el 26 de marzo en el teatro de la Universidad Laboral de Gijón durante el único concierto que da ese año y que se emite por TVE al mes siguiente. Para la ocasión le acompañan en el escenario, además de Ana, Miguel Ríos, el grupo Beleño y la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias dirigida por su productor, Geoff Westley.

Durante los meses siguientes, produce en Londres Querido Pablo, homenaje a Pablo Milanés con Joan Manuel Serrat, Luis Eduardo Aute, Ana Belén, Miguel Ríos, Amaya Uranga, Silvio Rodríguez, Chico Buarque, Mercedes Sosa y el propio Víctor. En la capital británica comienza también la grabación del siguiente disco de la pareja, Para la ternura siempre hay tiempo.

En 1986 se celebra en España un referéndum para decidir el ingreso del país en la estructura militar de la OTAN y Víctor y Ana hacen campaña por el no. En lo musical, sale el doble elepé Para la ternura siempre hay tiempo, integrado por dos partes: Para la ternura, de Ana, y Siempre hay tiempo, de Víctor, con algunos dúos. El más famoso de ellos es La puerta de Alcalá, tema compuesto por el grupo Suburbano, que se convierte en un éxito masivo. Es el disco más vendido del año, con más de 300.000 copias. Realizan una gira multitudinaria por toda España que comienza en el estadio de Mestalla de Valencia ante 40.000 espectadores.

Productor

cinematográfico

En 1987 empieza una nueva etapa como productor de cine, que se inicia con la película Divinas palabras, que es seleccionada para la Sección Oficial del Festival de Venecia. También crea su propia productora discográfica, Ion Música, que venderá el producto acabado a una nueva discográfica, BMG Ariola (en la actualidad Sony). Víctor y Ana realizan ese año una gira que es un éxito de público pero que, debido a su costosa producción, es un fracaso desde el punto de vista económico.

En 1988 edita el disco Que te puedo dar, el primero de su nueva productora, grabado en Bolonia con un nuevo productor, Roberto Costa, buscando un nuevo cambio en su sonido. La canción La madre es una de las más estremecedoras letras del asturiano, sobre el mundo de la droga con la perspectiva de la madre de un drogodependiente. También narra la historia de un transexual en Como los monos de Gibraltar. Ese año recibe la Manzana de Oro, máxima distinción del Centro Asturiano de Madrid. El 25 de agosto la pareja comparte escenario con Rafael Alberti en un concierto ofrecido en Cádiz.

Continúa su faceta de productor cinematográfico con Bajarse al moro, de Fernando Colomo, y El vuelo de la paloma, de José Luis García Sánchez, que participa en la sección Panorama del Festival Internacional de Cine de Berlín.

En 1989 produce El mar y el tiempo, de Fernando Fernán Gómez, que gana el Gran Premio del Jurado del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Edita Tiempo de cerezas, grabado en Bolonia, con nuevas versiones de sus temas relacionados con Asturias más conocidos, producido por Roberto Costa. Realiza una gira largo tiempo deseada en pequeños auditorios por ciudades y pueblos de su Asturias natal. El 8 de octubre participa en el concierto contra la droga Música para vivir, celebrado en el Estadio Olímpico de Montjuich (Barcelona). Cierra el recital, al que ha sido invitado por el grupo Mecano, y en el que también participan Los Rebeldes, Miguel Bosé, La Unión y Danza Invisible, interpretando La madre.

En 1990 tiene un gran éxito económico, aunque no de crítica, con la película Yo soy ésa, dirigida por Luis Sanz y protagonizada por Isabel Pantoja y José Coronado. Decidido a hacer este tipo de películas más comerciales, industriales, intenta llevar a cabo sendos trabajos frustrados con Mecano, Alejandro Sanz y el jugador de fútbol Emilio Butragueño.

En 1991 edita un nuevo disco, El delicado olor de las violetas. En lo cinematográfico, produce una nueva película para Isabel Pantoja, El día que nací yo, dirigida por Pedro Olea, y coproduce en Chile La frontera, de Ricardo Larrain, que gana el Oso de Plata en el Festival de Berlín. Al año siguiente sigue centrado en el cine, produciendo El marido perfecto, que Ana Belén rueda en Praga en compañía de Tim Roth bajo la dirección de Beda Docampo. Para José Sacristán produce Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?.

En 1993 publica un nuevo disco, Adonde irán los besos, y realiza junto con Ana una gira por España y América. Este año se rueda la última producción cinematográfica en la que participa, Tirano Banderas, protagonizada por Gian Maria Volonté y Ana Belén.

Colaborando

con otros artistas

En 1994 se publica uno de los proyectos discográficos más exitosos de la pareja, Mucho más que dos, disco grabado en el Palacio de Deportes de Gijón y en el que participan como invitados Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat, Pablo Milanés, Manolo Tena, Juan Echanove, Miguel Ríos y Antonio Flores. En el disco versionan canciones de sus invitados y estrenan Yo también nací en el 53, de Andrés Molina, y Contamíname, de Pedro Guerra, que gana un Premio Ondas y se convierte en otro de sus temas estrella. Posteriormente realizan dos giras multitudinarias que les llevan de España a Latinoamérica y Nueva York.

Un año después invita a Pablo Milanés a realizar una gira conjunta, En blanco y negro, con tres nuevas canciones: En blanco y negro, con letra de Sabina y música de Pablo y Víctor; Imágenes en blanco y negro, de Pedro Guerra; y Dos colores: blanco y negro, de Jorge Drexler. Además de cantar a dúo, intercambian canciones e interpretan Un ramito de violetas, de Cecilia. Producto de esta gira, que es suspendida a la mitad por enfermedad de Pablo Milanés, lanzan un disco homónimo.

En 1996 publica el disco Sin memoria, de nuevo con la producción de Geoff Westley. Pero este proyecto queda eclipsado por El gusto es nuestro, gira con Ana, Miguel Ríos y Serrat, que recorre toda España y luego América con un éxito arrollador, convirtiéndose en la la gira con mayor asistencia de público realizada en España hasta ese momento. Con ella ganan el Premio Ondas a la Mejor Gira y editan un disco que vende medio millón de copias. Víctor escribe el libro Diario de ruta, con notas y anécdotas de la gira y de la carrera de los cuatro.

A principios de 1999 sale el disco Cada uno es como es, que produce junto con Antonio García de Diego. Ese mismo año es invitado a grabar algunos de sus clásicos acompañado por la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias y el coro de la Fundación Príncipe de Asturias, dirigidos por Joan Albert Amargós, que se encarga también de los arreglos. El disco, Vivir para cantarlo, se graba el 14 de mayo en el Palacio de los Deportes de Gijón en un único concierto.

En 2001 edita el disco El hijo del ferroviario, con las colaboraciones de Hevia en A la mar fui por naranjas y de Joaquín Sabina en María de las mareas. Es invitado a participar con Ana en los conciertos del 25 aniversario del diario El País. Después de siete años, la pareja realiza un nueva gira conjunta, Dos en la carretera, con gran éxito. El último de los conciertos, en la plaza de toros de Las Ventas, se publica en CD y DVD y cuenta con la presencia de Pedro Guerra, Fito Páez, Sabina, Serrat y Miguel Ríos como invitados.

El 7 de septiembre de 2002, con motivo del día de Asturias, participa en Oviedo en el Concierto de Asturias junto con Nuberu, Tejedor y Mari Luz Cristóbal, dirigidos por Ramón Prada. La grabación se recoge en un disco que sólo sale en Asturias, y con el que el verano siguiente realiza una pequeña gira por la región y un concierto en el festival intercéltico de Lorient.

El año 2003 produce …Entre todas las mujeres, disco homenaje a Joaquín Sabina, en el que cantan sus canciones voces femeninas como Chavela Vargas, Rosario, Pasión Vega, María Jiménez, Tamara, Soledad Giménez, Lua Ríos, Carmen París, Adriana Varela, Julieta Venegas, Niña Pastori, Olga Román y Ana Belén entre otras.

A comienzos de 2004 publica un nuevo disco, El perro del garaje, con temas de actualidad como la guerra de Irak, la catástrofe del Prestige, el 11-S o las mujeres maltratadas. Sobre el tema de la violencia de género realiza también el corto El club de las mujeres muertas para la serie de cortos Hay motivo, estrenándose así como director. Este mismo año, como conmemoración del centenario de Pablo Neruda produce el disco Neruda en el corazón, en el que Jorge Drexler, Ana Belén, Pedro Guerra, Miguel Bosé, Adriana Varela, Joaquín Sabina, Lucio Dalla, Vicente Amigo, Montse Cortés, Antonio Vega, Joan Manuel Serrat, Julieta Venegas, Pablo Milanés, Sole Giménez, Miguel Poveda, Miguel Ríos, Carmen París, Enrique Morente y el propio Víctor musican o cantan poemas del poeta chileno. El trabajo se presenta en el ámbito del Fórum de las Culturas celebrado en Barcelona en un concierto en el Palau Sant Jordi, con la dirección escénica de Manuel Huerga y es televisado a España y Latinoamérica. De julio a diciembre, Víctor realiza una gira por España y Latinoamérica.

En el año 2005 recibe el encargo de componer el himno del centenario del Real Sporting de Gijón, que se titularía Puxa Sporting. Los aficionados lo reciben de forma desigual. Ese mismo año comienza con Ana Belén la gira Una canción me trajo aquí, en la que repasan sus carreras con más de 60 canciones, algunas esbozadas y otras enteras, y durante la que estrenan tres temas nuevos, entre ellos el que da título a la gira, escrito por Jorge Drexler. El 16 de septiembre se graba en el Teatro Romano de Mérida uno de los conciertos de la gira, que se pone a la venta en enero del año siguiente coincidiendo con la celebración de los 40 años desde que Víctor sacó sus primeros singles. El 25 de enero presentan la versión para teatro de la gira. En noviembre de 2007 se publica un cancionero completo de su obra musical llamado, al igual que su disco sinfónico, Vivir para cantarlo.

En febrero de 2008 Víctor Manuel publica su último trabajo discográfico hasta la fecha, No hay nada mejor que escribir una canción. Lo presenta en compañía de Ana Belén en España y Latinoamérica, en una gira, llamada Tal para cual. También en 2008, con motivo del centenario del nacimiento del que fuera presidente de Chile Salvador Allende, se encargó de coordinar un concierto homenaje en el Estadio Nacional de Santiago de Chile, titulado Cien Años Mil Sueños con cantantes de España y Latinoamérica como Miguel Bosé, Juanes, Pedro Aznar, Miguel Ríos, Ana Belén, Joaquín Sabina, Ángel Parra o Isabel Parra entre otros artistas.

El 14 de febrero de 2009, comienza la gira Vivir para cantarlo, con el sobrenombre Biografía de las canciones, que le llevará por España y Latinoamérica y donde hace un repaso a su carrera desde los años 60 hasta la actualidad, centrándose en lo que supone para él cada canción elegida.

En septiembre del mismo año, participa en el polémico concierto Paz sin fronteras, organizado por Juanes y Miguel Bosé en La Habana y que reunió a más de un millón de personas. Canta junto a Olga Tañón, Danny Rivera, Miguel Bosé, Luis Eduardo Aute, Juan Fernando Velasco, Jovanotti, Amaury Pérez, Silvio Rodríguez, Orishas, Carlos Varela, X Alfonso, Yerba Buena y Los Van Van. El concierto, por sus características tiene amplia repercusión en EEUU y Latinoamérica.

Invitado junto a Ana Belén para cantar Quiero abrazarte tanto en el disco de Raphael 50 Aniversario.

El 20 de julio del 2010 pronuncia en el Conservatorio de Oviedo la conferencia inaugural de los Cursos de Verano 2010 de la Fundación Príncipe de Asturias con el titulo La música os hará libres tratando de contagiar a los jóvenes alumnos su pasión por la música.

Escribe la banda sonora del documental Desconectados que dirige Manuel Gómez Pereira acerca del tratamiento de enfermos mentales con metodología asertiva que se lleva a cabo en el Hospital San Agustín (Avilés), que será estrenado en el Festival de Cine de Málaga en el 2010.

La Fundación de Estudios Rurales reconoce sus aportaciones al conocimiento del trabajo en el medio rural entregándole la Medalla en la modalidad de Cultura y Artes el 23 de julio del 2010.

El 18 de diciembre, en Colmenar Viejo, ofrece el concierto número 95 de su gira Vivir para cantarlo. Se grabó el concierto en el Niemeyer (Avilés) el 2 de septiembre del 2011, acompañado por Ana Belén, Miguel Bosé, Joan Manuel Serrat y Miguel Ríos. Este concierto se edita en CD y DVD. La gira alcanzará los 150 conciertos finalizando en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona el 22 de diciembre del 2012.

Durante varios meses del 2011 forma parte de la Comisión Gestora que debe convocar nuevas elecciones en SGAE tras la salida de Teddy Bautista.

Junto a Miguel Ríos y la OCAS (Orquesta de Cámara de Siero) dirigida por Manuel Paz, en el Teatro de La Laboral en Gijón organizan un concierto a beneficio de Medicus Mundi en marzo del 2013.

Muere Miguel Narros, director teatral, maestro de maestros, mentor de Ana y amigo tan querido.

A comienzos del 2013 Ana y Víctor arman un espectáculo titulado Tal para cual

y giran ampliamente por Latinoamérica, por vez primera en La Paz (Bolivia).

Escribe canciones para el musical ¡Ay Carmela! de Sanchís Sinisterra dirigido por Andrés Lima que se estrena en el Teatro Reina Victoria de Madrid.

En marzo del 14 un montón de amigos, entre otros Víctor, llegan al Festival de Cine de Tudela para homenajear a David Trueba que no se lo espera.

A comienzos de ese mismo año, Enrique Granda, promotor asturiano, le ofrece pensar un posible concierto para las Fiestas de San Mateo, septiembre, Oviedo. Se cumplen 50 años del aterrizaje de Víctor en Madrid para dedicarse a cantar.

Decide titular el concierto 50 años no es nada y comienza a trabajar en él. Llama a varios amigos, todos dicen que si pero habrá algunos que no podrán estar. Por ejemplo Pablo Milanés le dice que su mujer, Nancy le va a ceder un riñón y que no sabe como estará para entonces. De los arreglos y la dirección se encarga David San José y también Marina San José quiere estar en fecha tan señalada en los coros. El concierto se hará en una carpa gigantesca, diáfana, con capacidad para 10.000 personas.

Se anuncia a finales de febrero y un mes después se ponen las entradas a la venta para el 12 de septiembre. Vuelan y se abre un segundo día, el 13 que también se agota inmediatamente.

Le acompañaron y dejaron su huella en el CD y el DVD, Ana Belén, Chus Pedro, Marisa Valle Roso, Hevia, Pedro Guerra, Rosendo, Aute, Ismael Serrano, David San José cantó Bailarina, Sole Gimenez, El Gran Wyoming, Miguel Poveda, Rozalén, Pablo Milanés, Estopa, Miguel Ríos, Serrat. El segundo día cantó La madre, Soleá Morente.

En la Biblioteca de Asturias, con motivo de los conciertos, se inaugura una exposición con carteles, portadas de discos y todo tipo de objetos alrededor de Víctor.

40 años después de 7 Días con el pueblo en República Dominicana donde Ana y Víctor participaron, vuelven a convocarles para celebrarlo pero solo puede asistir Víctor. Muchos de los participantes quedaron en el camino (Mercedes Sosa, Noel Nicola, Guadalupe Trigo) pero allí estaban Dany Rivera, Los Guaraguao, Silverio, Pi de la Serra, Víctor Víctor, Claudio Cohen)

En febrero del 2015 repite 50 años no es nada en el Palacio de los Deportes en Madrid. Algunos amigos que no pudieron estar en Oviedo se sumaron al concierto como Joaquín Sabina, Andrés Suarez, Millán Salcedo, Jorge Drexler o Silvia Pérez Cruz.

Canciones regaladas se graba en el 2014 con la intención de editarlo pero se cruza 50 años y barre con todo. Por eso se pospone su edición hasta la primavera de 2015. 30 años habían pasado desde el anterior trabajo conjunto de estudio de Ana y Víctor, exactamente desde Para la ternura siempre hay tiempo. Decidieron escoger canciones de grandes maestros como Rubén Blades, Leonard Cohen, Chico Buarque, Antonio Carlos Jobim, José Alfredo Jiménez o Jose Afonso y darles una vuelta. Trabajo de muchas alegrías y gira potente por España y Latinoamerica.

Aun hace un último concierto de Vivir para cantarlo en abril del 2015 en Santo Domingo (República Dominicana) en el Teatro Nacional durante la Feria del Libro.

En noviembre del 2015 les entregan en Las Vegas un Grammy a toda una vida, coincidieron con otros premiados y amigos como Djavan, Pablo Milanés.

En 2016 se cumplían 20 años de un disco y gira mítica El gusto es nuestro. La compañía discográfica se interesó por si existía material que no hubiese sido editado entonces para hacer una nueva edición. Víctor se lo comentó a sus compañeros Ana, Serrat, Miguel Ríos y decidieron planificar una nueva gira. Todo había cambiado técnicamente tanto en estos años que las posibilidades que se abrían eran infinitas. El director volvió a ser Jose Carlos Plaza y había un codirector de grupo, junto a Ricard Miralles que veinte años atrás estudiaba música en Berklee, David San José.

El éxito fue espectacular y vendieron todos los tickets que pusieron a la venta. Giraron por España en el 2016 y en el 17 por Colombia, México, Chile y Argentina con idéntico planteamiento técnico y escenográfico que el utilizado en España.

X